Las ventajas de la flexibilidad para el aprendizaje

Las capacitaciones en línea o e-learning son cada vez más populares por la flexibilidad de realizarlas donde y cuando se requiera, ahorrando tiempo y costos. Por otro lado, al estar en internet, los colaboradores tienen la opción de acceder a material complementario de apoyo.

Para que la experiencia sea exitosa, es fundamental clave tener una estrategia que permita una correcta implementación del estilo e-learning y medir su impacto. Aquí te dejamos claves para tener en cuenta:

Realiza un diagnóstico de necesidades

Debes tener claro a quién va dirigido el curso, así como los objetivos que la empresa espera obtener con él. De esta manera los colaboradores se sentirán representados y el traspaso de contenidos será de valor para sus tareas diarias.

Aprovecha el formato digital

Organiza el contenido de manera que facilite la comprensión. Utiliza títulos atractivos, gráficos y elementos audiovisuales que potencien el traspaso de información.

Diseño intuitivo

Deben poder navegar los contenidos de manera fluida. El colaborador siempre debe saber a dónde dirigirse para encontrar lo que está buscando.

Utiliza casos prácticos

Apoya el aprendizaje con situaciones del día a día a las que podría enfrentarse tu equipo de trabajo, así podrán practicar las habilidades adquiridas de manera natural.

Seguimiento

Incentiva a tus colaboradores a terminar los cursos. Ofrece medios para realizar consultas y sugerencias, de manera que cada experiencia e-learning sea más satisfactoria que la anterior.

Sabemos que es todo un desafío implementar estrategias de capacitación en línea para potenciar las habilidades o simplemente alinear a los equipos de trabajo ¡te invitamos a atreverte!

Tomando en cuenta los puntos señalados anteriormente, tus colaboradores tendrán una experiencia de aprendizaje significativa con las capacitaciones en línea y podrán aplicar todo lo aprendido en sus funciones del día a día laboral.