Noticias

Entérate de las últimas noticias en capacitación y gestión de talentos.

Los programas de e-learning o capacitaciones en línea son cada día más populares debido a su flexibilidad para realizarse a cualquier hora y lugar, con lo cual se ahorran tiempos y costos, así como la facilidad para disponer de una gran variedad de recursos para complementar el material de estudio. Sin embargo, al momento de elegir o diseñar un plan de e-learning no se está exento de problemas, he aquí las situaciones más comunes que se deben evitar:

1. No realizar un diagnóstico previo de necesidades

Crear un curso generalizado sin tomar en cuenta las particularidades del target al que va dirigido, así como los objetivos de la empresa no tendrá el mismo impacto, ya que los colaboradores no se sentirán identificados y la información que se les entregue podría no ser aplicable a su actividad diaria.

Antes de iniciar con un programa de e-learning es necesario conocer a fondo a los trabajadores y a la compañía para identificar las necesidades que se deben cubrir.

2. No aprovechar las opciones que ofrece el formato digital

Entregar material con bloques pesados y muy técnicos de texto complicará que los alumnos mantener la atención y retener la información. Organizar el contenido de manera que se facilite la lectura, con títulos, subtítulos, gráficos, etc. permitirá que el alumno digiera y asimile los contenidos.

Este medio ofrece una gran variedad de opciones interactivas y novedosas que se pueden aprovechar, en lugar de limitarse en reproducir el formato de un curso presencial.

3. Navegación complicada

De poco sirve un buen contenido si el alumno no es capaz de navegar entre las páginas del curso de manera fluida. El diseño de la interfaz debe ser totalmente intuitivo, en el que no quede lugar a dudas de qué se debe hacer a continuación y cómo hacerlo.

4. No utilizar casos prácticos

Como en cualquier curso, este no debe limitarse a la teoría. Las capacitaciones en línea deben enfocar gran parte de sus contenidos a casos prácticos que pudieran presentarse en una jornada laboral, donde el alumno pueda poner en práctica las habilidades aprendidas que lo preparen para continuar utilizándolas de forma natural.

5. Enfocarse demasiado en el diseño

Por supuesto que un diseño atractivo y funcional siempre dará mejores resultados, sin embargo, se debe tener cuidado de que al prestar demasiada atención al diseño no se descuide la calidad de los contenidos.

6. Los usuarios no terminan los cursos

Un problema importante de los e-learning es que muchas veces lo usuarios no finalizan las capacitaciones. Por eso, es de vital importancia realizar seguimiento y generar mecanismos que los invite a finalizar el programa.

El e-learning ha venido a revolucionar los métodos de capacitación en las empresas y, debido a su flexibilidad, ha sido muy bien aceptado. Sin embargo, se deben tener en cuenta los puntos anteriores para desarrollar un programa de capacitación en línea realmente funcional, con el cual los colaboradores sean capaces de llevar a la práctica todo lo aprendido.

Manténgase al día con las últimas estrategias de gestión de talentos

Únete a nuestra lista de mails para recibir las últimas noticias y updates de nuestro equipo

Gracias por suscribirte!