Noticias

Entérate de las últimas noticias en capacitación y gestión de talentos.

Un profesional bien capacitado es clave para el éxito y crecimiento de toda organización, por eso, el valor de los recursos humanos es incalculable, sobre todo cuando los empleados se sienten motivados y consideran que tienen posibilidades de crecer en su trabajo.

Allí radica el principio de algo muy importante: la capacitación de personal. Invertir en capacitar a los empleados es invertir en un futuro mejor para la empresa y para cada miembro de esta. De este modo, si te estás preguntando qué debes considerar al momento de capacitar al personal, toma en cuenta estas 3 consideraciones:

1. Establecer un plan con metas de capacitación

¿Qué se quiere lograr con la capacitación? Ese es el objetivo más importante y al que debes darle respuesta. Para lograr un plan de capacitación eficaz debes plantearte metas y establecer el método correcto para alcanzarlas, además de planificar cuánto costará tu programa, cuál será la capacitación de personal, el tiempo que tomará su ejecución y la posterior medición de resultados.

Si ya conoces a tu personal y sabes en qué áreas pueden crecer, solo te queda establecer los cursos o temas que deberán tomar o cuál será la organización encargada de dictar dichos cursos.

2. Elaborar un un programa acorde

Cuando ya tengas claro qué deseas lograr con la capacitación, deberás desarrollar un plan con diversas estrategias que te permitan cumplir con los objetivos. De este modo, al capacitar a tu personal, deberás asegurarte de que el programa sea acorde a las necesidades de la empresa, por lo cual tendrás que ver los temas que se van a impartir, quiénes acudirán a dicha capacitación, sobre todo, cómo se va a impartir, ya sea por la modalidad o las actividades que se realizarán en ella.

3. Medir el éxito y determinar si se conseguirán objetivos tangibles

Como en todo plan estratégico, es importante evaluar los resultados. Debes recordar que el objetivo más allá de lo económico se podrá medir con un mejor desempeño y con empleados más felices en su entorno laboral. Frente a esto, existen 3 niveles de medición que resultan muy importantes:

  • Satisfacción: mide el grado de satisfacción del trabajador luego de la capacitación.
  • Aprendizaje: mide el grado de crecimiento respecto de un conocimiento o habilidad.
  • Transferencia: mide la aplicación de los conocimientos aprendidos en el ejercicio profesional.

Mejora la competitividad de tu empresa mientras ayudas a tus empleados a crecer. Recuerda que un buen recurso humano te llevará a la cima con una excelente actitud y valiosos conocimientos que harán crecer la organización.

Manténgase al día con las últimas estrategias de gestión de talentos

Únete a nuestra lista de mails para recibir las últimas noticias y updates de nuestro equipo

Gracias por suscribirte!