Noticias

Entérate de las últimas noticias en capacitación y gestión de talentos.

La capacitación de los colaboradores promueve el desarrollo eficiente del recurso humano disponible dentro de una organización. El Retorno de Inversión (ROI) es una metodología utilizada en la actualidad para potenciar este desarrollo en la empresa, permitiendo planificar, controlar y mejorar los programas de capacitación con fines de incrementar la producción comercial.

¿Cómo aplicar la Metodología ROI en las capacitaciones?

 

PASO 1. Establecer el objetivo del programa de capacitaciones. Previo al programa, en el proceso de planificación, es importante plantearse objetivos concretos que armonicen a los objetivos del negocio. Por ejemplo, si lo que se quiere es incrementar las ventas, el programa de capacitación debe contemplar “cursos de negociación” para reforzar las habilidades de la fuerza de ventas. Para llevar esto a cabo, es necesario establecer un grupo control e indicadores por persona.

 

PASO 2. Recolectar los datos necesarios para la medición. Los objetivos corporativos del negocio serán el eje de la organización antes y después de la capacitación del personal. Pero para continuar al siguiente paso, es necesario capturar: 1) Datos blandos relacionados a la calidad del curso, reacción, nivel de aprendizaje y experiencia, y 2) Datos cuantitativos relacionados a los indicadores del negocio.

 

PASO 3. Realizar una comparativa de cambios luego de aplicar la capacitación. Siguiendo el ejemplo antes mencionado: si la fuerza de ventas luego del proceso de capacitación obtiene mejores resultados, y todo se traduce en beneficios monetarios, se calculan los costos implícitos, incluyendo el valor invertido en la capacitación, y se calcula el ROI financiero.

 

PASO 4. Comunicar los resultados. Sobretodo si son relevantes, es fundamental que se comuniquen a toda la organización, desde directivos hasta el personal base. 

¿Cómo medir las capacitaciones?

Es importante medir la capacitación, tal y como se mencionó en el segundo paso de la Metodología ROI. Uno de los modelos más reconocidos, es el de Donald Kirkpatrick, quien establece 4 niveles de medición.

1. Reacción: En este nivel, la evaluación mide el grado de satisfacción del colaborador respecto del curso. Esto se realiza por medio de la valoración de variables tales como la aplicabilidad del contenido, la habilidad del instructor y la infraestructura.

2. Aprendizaje: En este nivel, la evaluación mide el grado de crecimiento de un conocimiento o habilidad. Esto se logra a través de un test, evaluación y por medio de la observación directa.

3. Conducta: En este nivel, la evaluación mide la aplicación de lo aprendido en el trato personal y profesional, y se realiza a través de la observación directa y algunas entrevistas por parte del supervisor.

4. Resultados: En este nivel, la evaluación mide el cambio o crecimiento del trabajador ante la capacitación, lo cual impacta en los resultados del negocio.

5. ROI: Este nivel fue agregado por Jack Phillips a la metodología y apunta a traducir la mayor cantidad de datos a su equivalente monetario, lo cual se expresa en un valor de costo-beneficio para un período determinado.

Medir el ROI a través de esta metodología, les brindará, tanto a directivos como a trabajadores, mayor credibilidad y confianza ante la importancia de impartir conocimiento por medio de la capacitación de personal, y el aprendizaje para una organización fresca y actualizada.

Manténgase al día con las últimas estrategias de gestión de talentos

Únete a nuestra lista de mails para recibir las últimas noticias y updates de nuestro equipo

Gracias por suscribirte!